Calabacín con sabor pizza

Calabacín con sabor pizza

Calabacín con sabor pizza. Si has leído bien, calabacin al microondas con sabor a pizza, solo tienes que probar esta receta y contarme si su sabor te recuerda a las Pizzas. Aprende a preparar Calabacín con sabor a pizza con esta rica y fácil receta. La receta que en esta oportunidad compartimos no es fácil, es Para que tú también puedas disfrutar de este increíble calabacín con sabor a pizza, a continuación te dejo los ingredientes y los detalles de los pasos.

Calabacín con sabor pizza Una forma diferente de tomar calabacines rellenos espectaculares. Los calabacines, además de tener numerosos efectos beneficiosos para el organismo, esta rica hortaliza resulta deliciosa en todos los. ¿Y cómo le damos ese sabor a pizza ? Pues bien, el tomate y el queso son la combinación perfecta de sabores para convertir un simple calabacín en un auténtico manjar. Usted puede lograr Calabacín con sabor pizza usando 6 Ingredientes y 4 pasos. Así es como conseguir eso.

Ingredientes de Calabacín con sabor pizza

  1. Es de Calabacín.
  2. Prepararse de Tomates.
  3. Necesitas de Bacón ahumado.
  4. Necesitas de Queso.
  5. Necesitas de Orégano.
  6. Es de Sal.

Además para que sea un plato completo y equilibrado añadimos proteínas con el pollo en aceite de Casa Matachín, obteniendo así. Bueno que te dejo los Ingredientes, que te indico como se hace esta receta y que espero un comentario indicándome si llevo o no llevo razón. Una receta sana, rápida y fácil para salir de un apuro. Preguntas frecuentes. ¿No le añades sal?

Calabacín con sabor pizza instrucciones

  1. He lavado el calabacín y lo he echo en rodajas finas y lo pongo en un recipiente apto para microondas.
  2. Encima del calabacín he puesto los tomates en rodajas.
  3. He troceado en cuadraditos el bacón y lo he puesto por encima, también el queso, el orégano y la sal.
  4. Lo tapo y lo pongo a máxima potencia 20 minutos, el tiempo depende de lo grande que sea el calabacín. Este no era muy grande.

Además el orégano, también le aporta mucho sabor y hace que no se necesite más sal. A nosotros nos gusta así, pero también es verdad que comemos. Lavar y secar bien los calabacines. Cortar los calabacines a rodajas (ni muy finas ni muy gordas). Echar una cucharada de aceite de oliva sobre la bandeja que vamos a utilizar y esparcir bien el aceite con un pañuelo de papel.

Recommended Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.